in

Sospechas sobre Juan Carlos I

El rey emérito Juan Carlos I, partido al exilio, no está siendo investigado a la fe­cha, señaló ayer miércoles el gobierno español, aun cuando la justicia en Espa­ña y Suiza examina de cer­ca sus cuentas tras las reve­laciones de una examante.

“El rey emérito no huye de nada porque no está en ninguna causa inmerso”, re­marcó a periodistas Carmen Calvo, número dos del go­bierno, en respuesta a for­maciones antimonárquicas que acusan al antiguo jefe del Estado de intentar elu­dir la justicia.

Pablo Iglesias, el jefe del partido de izquierda radical.

 Podemos, que gobierna en coalición con los socialistas, calificó de “inaceptable” que el exmonarca, cuyo paradero se ignora tras anunciar el lu­nes que abandonaba España, “no esté en su país para dar la cara ante su pueblo”.

Cuentas secretas
De hecho, y pese a lo afir­mado por Iglesias, el rey no es objeto de ninguna inves­tigación judicial. No obs­tante, los fiscales en Suiza y España escudriñan su fortu­na a la luz de afirmaciones hechas por su examante, la empresaria alemana Corin­na Larsen.

En grabaciones hechas aparentemente sin su con­sentimiento, y divulgadas por medios españoles en 2018, Corinna, que prefiere utilizar el apellido de su an­tiguo marido zu Sayn-Witt­genstein, afirmaba que el rey emérito poseía cuentas secretas en Suiza y que reci­bió una jugosa comisión por la concesión a empresas es­pañolas de un contrato pa­ra construir un tren de alta velocidad en Arabia Saudita en 2011.





Fuente: Listin Diario

Zoe Saldaña pide perdón entre lágrimas por haber interpretado a Nina Simone

Carolina afirma se normaliza recogida de residuos en la capital