El legado de Mercy Jácquez vive en sus alumnos


Como una mujer elegante y que sabía transmitir su buen gusto a sus alumnos, así recuerdan a la destacada diseñadora dominicana Mercy Jácquez, una mujer de trato afable que supo gestionar con amor y firmeza el complicado mundo de la enseñanza.

Gracias a su dedicación y empeño muchas mujeres y hombres dominicanos pasaron de saber coser a convertirse en auténticos diseñadores. Su vida no fue un lecho de rosas, pero supo aprovechar las adversidades a su favor y vivir con pasión el oficio que amaba.

Hoy su legado queda en manos de sus alumnos y compañeros, quienes guardan hermosos recuerdos de su paso por la tierra.

Uno de ellos es el diseñador Leonel Lirio, quien la despide con hermosas palabras. “Fundadora de la escuela de diseño que lleva su nombre y de la primera Asociación de Diseñadores Dominicanos, nos deja en su legado inspiración para hacer en puntadas los sueños, que parecían imposibles, posibles. Salió de Bonao, muy joven, emigrando a los EE.UU. y allí se formó como diseñadora, regresando a su país con una transformación inspiradora en la moda. Dueña de un estilo propio y excelente terminación, en especial sus mangas, que siempre distinguieron su sello original. Perteneció a un grupo de maestras, una estirpe de grandes diseñadoras que sentaron sus huellas en la alta costura. De Doña Mercy, siempre recordaremos su trato y el respeto al talento, afectuosa y orgullosa madre espiritual de sus destacados alumnos como Marcio Peña, Giannina Azar y en especial Marisol Henríquez”.

El destacado diseñador Sully Bonelly también la recuerda con cariño gracias a la amistad que mantuvieron por más de 40 años. “Ella fue la creadora de una escuela para la industria de la moda que no existía antes y que todavía funciona. Pienso que seguirán impartiendo los conocimientos que aprendieron con Mercy y recordándola como una excelente maestra, yo sé que muchos de ellos la llamaban madre”, dijo.

Así precisamente la recuerda Merkis Díaz, actual presidenta de la Asociación Dominicana de Diseñadores de Moda. “Ella era la madre de todos nosotros, no creo que haya un diseñador dominicano que no haya tenido algo que ver con doña Mercy, fue la pionera, ella dejó un legado impresionante. Lo que yo soy se lo debo a ella porque ella fue mi inspiración. Tenía 17 años cuando entré al instituto y ella siempre estuvo al frente, el instituto era su vida. Para mí su legado más grande fue instituir la moda, porque en el país en los años 80 ser diseñador no era una carrera. Estudiar en Mercy Jácquez era un lujo, porque era la primera escuela de moda que tuvo el país. De verdad que su legado son todos su hijos diseñadores y son muchos”, dijo.

Su estilo

Lo definen como elegante, su perfil siempre fue muy glam, de accesorios llamativos. Ella siempre mantuvo una imagen impecable, con sus diseños muy limpios y enfocados en la elegancia. Ella usaba muchos colores vivos y el rojo era su color favorito.

Un pilar

La diseñadora Marisol Henríquez la recuerda como una madre y amiga sincera. “La moda está de luto, pero su partida deja grandes enseñanzas. Debemos emular su gran ejemplo y reconocerla como lo que fue: un icono para las presentes y futuras generaciones de diseñadores, pues su nombre y enseñanzas quedarán grabados no solo en las páginas de la historia de la moda dominicana, sino también, como un legado para nuestra vida”, expresó.

El mundo de la moda local ha tenido dos golpes muy dolorosos este año, primero con la partida a destiempo de Jenny Polanco y ahora con el fallecimiento de la maestra Mercy a sus casi 86 años. Sin embargo, aquellos cuyo legado trasciende el paso del tiemp, se inmortalizan, y este seguro será el caso de estas dos glorias de la moda.

Su sacrificio

Melkis Díaz afirma que la enseñanza era algo innato en ella. “Era exigente, pero enseñaba con amor. Era difícil que te explicara algo y no entendieras, porque lo hacía con mucho amor. Realmente enseñar era su don y lo que más disfrutaba. Cuando ella veía las colecciones de los muchachos del instituto los ojos se le iluminaban, porque ella disfrutaba las pasarelas”.

Con Jácquez tuvo la oportunidad de hablar de lo que significo regresar al país, luego de alcanzar éxito en los Estados Unidos. “En sus palabras me dijo: ‘El sacrificio que yo hice de dejar una carrera en los EE.UU. para venir aquí y comenzar desde cero, fue porque yo escuche la voz de Dios y seguí el instinto de mi corazón y sabía que esto era lo que Dios quería. Que yo enseñara lo que había aprendido. Dejé toda una vida y una carrera, pero te puedo decir que me siento feliz y satisfecha de haberlo hecho, porque cada vez que yo veo a uno de ustedes lograr sus sueños es como si yo misma lo hubiese logrado”.

Su historia

Un 12 de julio del 68 se traslada a los Estados Unidos. Parte con el sueño de estudiar en el The Fashion Institute of Technology ( FIT), y lo logró aunque tuvo que trabajar en una factoría. Estudio en la Columbia University y diseño de moda en el Fashion Institute of Tecnologies, en el Common School y en la Academy of Design. También trabajó en el Fashion District de Nueva York.

El Instituto Tecnológico Mercy Jácquez fue fundado el 22 de septiembre de 1980, obteniendo el reconocimiento oficial de la Secretaría de Estado de Educación, mediante la Resolución No. 2790 de 1984, que ampara los estudios para las escuelas vocacionales del nivel medio.

De esta entidad nace la Fundación Mercy Jácquez, con el objetivo de ofrecer oportunidades a personas de distintos estratos sociales, credos, edades, especialmente aquellos de escasos recursos económicos interesados en incursionar en el campo del arte y de la moda. El instituto, por medio a su fundación, ha realizado varios acuerdos con diferentes instituciones privadas y gubernamentales para ayudar a los más necesitados.

“El jueves pasado fue sepultada, junto a sus padres en su nativo, Bonao. De seguro el cielo está de fiesta , junto a su compueblano Candido Bido, entre Girasoles, flores que ambos amaban y expresaron en sus creaciones eternas”, relata Leonel Lirio.

“Ella me dijo: Cada vez que yo veo a uno de ustedes lograr sus sueños es como si yo misma lo hubiese logrado”

Melkis Díaz Diseñadora y presidenta de la ADD



Fuente: Diario Libr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

Cuando Tony Fernández bateó .400 hasta el partido 71 de la temporada

Lun Jun 29 , 2020
Con una temporada de 60 partidos, como la que se jugará este año, la probabilidad de que un jugador termine con promedio de bateo sobre los .400 puntos es más […]

Chief Editor

Johny Watshon

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis aute irure dolor in reprehenderit in voluptate velit esse cillum dolore eu fugiat nulla pariatur

Quick Links